Conéctate con nosotros

Cultura Pop

Cómo fue que “Khaleesi” salvó la vida de Emilia

Publicado

en

Emilia Clarke ha sido nominada a su cuarto Emmy este año, y está actualmente celebrando el resonado éxito de la serie de HBO que la convirtió en una actriz de renombre. Juego de Tronos ha tomado las riendas con 32 nominaciones este año, y un nombre en casi cada categoría. Esto podría significar mucho para Clarke, cuyo personaje, Daenerys Targaryen, fue un favorito de los seguidores. Sin embargo, Emilia Clarke tuvo que enfrentar una batalla propia para poder continuar como la Madre de Dragones.

Emilia Clarke casi no sobrevive para ver las ocho temporadas de Juego de Tronos

Emilia Clarke cuenta con un montón de créditos en programas antes de Juego de Tronos. No obstante, su papel como Daenerys la trajo al estrellato. Así que podría sorprender a los fans saber que Clarke tuvo que atravesar una crisis grave de salud y muchas cirugías durante su tiempo en el programa. Ella reveló a E! News la primera vez que supo que algo andaba mal: “En la mañana del 11 de febrero del 2011 me estaba vistiendo en el vestidor de un gimnasio… cuando comencé a sentir un feo dolor de cabeza… Mi entrenador me puso en posición de plancha e inmediatamente sentí como si una banda elástica apretara mi cerebro… De alguna manera, casi arrastrándome, logré salir del vestidor. Alcancé el escusado, me arrodillé y procedí a sentirme violenta y voluminosamente enferma.” Luego de apresurarse al hospital, Clarke descubrió que tenía una hemorragia subaracnoidea, un tipo de aneurisma que es tanto raro como mortal. Dijo a E! News que no fue sino hasta estar en recuperación de la cirugía que descubrió lo cerca que estuvo de no sobrevivir: “Como más tarde supe, cerca de un tercio de los pacientes con SAH mueren inmediatamente o poco después. Para aquellos que sí sobreviven, se requiere tratamiento urgente para sellar el aneurisma, ya que existe un alto riesgo de tener un segundo sangrado, usualmente fatal. Si iba a sobrevivir y evitar déficits terribles, tendría que recibir una cirugía urgente. E, incluso después, no habían garantías.” Ella sufrió un segundo aneurisma durante la grabación posterior, pero afortunadamente sabía de las auras y logró tratarse rápidamente.

La cirugía la dejó aterrada durante las ruedas de prensa

Emilia Clarke mantuvo sus problemas de salud como un secreto durante la mayor parte en que Juego de Tronos estaba al aire en HBO. Sin embargo, durante una entrevista en Late Show con Stephen Colbert, Clarke admitió que estuvo “petrificada la mayor parte del tiempo.” Dijo que practicaba sus líneas Dothraki para reganar funciones cognitivas e intentar alejarse de las cámaras para que nadie supiera de la dificultad. Le tomó varios años a Clarke el poder estar lista para abrirse respecto a sus problemas de salud, pero dice que interpretar a la poderosa Madre de Dragones le ayudó a recuperar la confianza. Dijo a ET, “He mentido sobre ello (el aneurisma) durante algunos años. Cada que alguien preguntaba algo como “¿De dónde sacas la energía?” yo estoy como “Cielos, no tengo idea.” Pero crecimos juntas (Daenerys y yo), y es demasiado cursi, pero ella salvó mi vida.”

Khaleesi salvó la vida de Emilia Clarke

Emilia Clarke rompió el silencio sobre su propio trauma médico cuando decidió fundar SameYou, una caridad enfocada a incrementar el acceso al tratamiento de neurorrehabilitación de jóvenes adultos. Su misión con SameYou es dar a aquellos en recuperación por alguna lesión cerebral la esperanza y coraje de buscar tratamiento y completa recuperación. Clarke cree que interpretar a Daenerys le ayudó a encontrar el coraje dentro de ella, incluso cuando el proceso de rehabilitación la dejó desmoralizada. En una entrevista con THR explicó que: “Lo principal que sucede luego de que tienes un daño cerebral – fuera de parálisis y todo eso – es que tienes fatiga, lo que suena como una forma elegante de decir que estás cansado, pero es debilitador, al punto de desmoralizante. Y no puedes ver a alguien a los ojos porque te causa vergüenza. La mayoría de la gente no cuenta con la opción de ponerse los zapatos de la madre de dragones y salir de la situación.” Prosiguió a explicar cómo el rol la volvió valiente y la desafió a pelear, a pesar de la abrumadora duda: “Me forzó (el rol en Juego de Tronos) literalmente a despertar de nuevo y ver a la gente a los ojos, porque era lo que tenía que hacer. Ha sido una dicha increíble.” Puedes ayudar a que Emilia Clarke vea su visión encarnada al donar a SameYou y ayudar a jóvenes adultos en todo el mundo a recibir acceso a servicios de neurorrehabilitación.

Cultura Pop

La pasión de Anuel AA sigue creciendo e inquieta a sus seguidores

Anuel AA es un cantante puertorriqueño destacado en el mundo del reggaetón pero además de esa pasión tiene otra que lo caracteriza. Se le ve disfrutando junto con su novia, Karol G, en distintos lugares de Miami en los que no dejan de demostrar su amor públicamente con fotos y videos que publican en sus redes sociales. Para que sepas de qué es tan apasionado este artista y cómo comparte este entusiasmo con su famosa novia, sigue leyendo.

Publicado

en

Continúa leyendo

Cultura Pop

QUIZ: ¿Sabes la enorme diferencia de edad que tienen estas parejas famosas?

El amor no discrimina, y esta regla aplica sea quién seas. Una diferencia de edad significativa podría dejarnos con dudas, pero eso no parece importarle mucho a estas parejas. Y francamente, cuando eres una celebridad, ¿por qué habría de hacerlo? Las siguientes parejas famosas tienen una gran diferencia de edad, pero hicieron lo mejor que pudieron por mostrar que la...

Publicado

en

Continúa leyendo

Cultura Pop

Actores a los que les pagaron muy poco por estos roles icónicos

Como gente inocente que va al cine, nuestro trabajo es sentarnos, relajarnos y disfrutar la película en frente de nosotros (mientras nos abrimos paso por nuestras palomitas con extra mantequilla). No estamos para preocuparnos por cuánto les pagan a los actores, o por si están recibiendo el crédito que merecen. Asumimos que cuando un actor hace una actuación memorable, sin...

Publicado

en

Continúa leyendo