Conéctate con nosotros

Mente

Cómo negociar como freelancer (trabajador independiente)

Publicado

en

Trabajar de manera independiente siempre parece una buena idea al inicio, pero es mucho más difícil de lo que la mayoría cree. En vez de una paga regular cada dos semanas, el ingreso de un freelancer llega bajo la forma de un contracto que es pagado por un cliente para el que trabajas temporalmente.

Esto también significa que recibir el pago a tiempo por el valor total de tu trabajo es mucho menos directo. Aquí hay algunas formas de manejar tus finanzas más fácilmente mientras navegas el mundo de un trabajador independiente.

Hay herramientas que puedes usar para prepararte antes de negociar.

Una de las primeras cosas que necesitas es tener un contrato estándar a la mano en todo momento. Mientras que algunos de los individuos o negocios para los que trabajes tendrán contratos propios, siempre es buena idea tener uno ajustado a tus necesidades como punto de partida. De esta forma, tendrás una base para trabajar en cualquier negociación.

Debes saber tu valor

Esto es clave: debes saber cuánto vale tu tiempo y tu esfuerzo, y debes ser capaz de hablarlo con confianza. Una vez que hayas hecho tu investigación y calculado cómo entra tu experiencia dentro de tus tasas por hora, practica diciéndolo enfrente del espejo. Por ejemplo: “Hola, me llamo ___. Soy un ___ experimentado. Mi cuota por hora es de ___.” Claro, te sentirás tonto al principio, pero es una gran práctica para lo que tendrás que afrontar con un cliente que está listo para pagarte lo que vales.

Otra regla común para negociar es nunca hacer la primera oferta. Si tu cliente ha dejado la tarifa abierta a discusión y te pide que digas el precio, comienza con un número ligeramente arriba de lo que esperas ganar. De esta forma, si el presupuesto del cliente no puede cubrirlo, tienes la flexibilidad de irte un poco abajo y ajustarte a lo que pueden.

Por el otro lado, si el cliente ya te ha dado una idea del presupuesto para el proyecto, haz las matemáticas para ver qué tan cerca está de tu valor. Si es muy bajo, hazles saber de manera educada que están por debajo de tu tarifa normal, y pregunta si hay posibilidad de que cubran tu precio. Nunca sabes hasta que preguntas, ¡y podría sorprenderte tu habilidad para renegociar!

Asegúrate de ponerlo por escrito

Es importante recordar que, en caso de confusión, nada es defendible a menos que el papelito hable. Tu contrato estándar debería describir todo lo discutido en persona e incluir toda tu información de contacto. En adición a esto, si llega el momento en que necesites cambiar el enfoque del proyecto o te encuentres esperando un pago tardío, necesitarás un acuerdo firmado al cual referirte.

Una vez que tu cliente y tú hayan acordado la agenda para tu trabajo, asegúrate de que ambos tengan una copia firmada. Después de ese punto, está listo para trabajar, comenzar a completar los detalles de lo acordado e, igual de importante, comenzar a cobrar como trabajador independiente.

Mente

Nombres aztecas que deberías saber

Has escuchado la palabra “Azteca”, ¿pero de verdad sabes lo que significa? A quieren solemos referirnos como pueblo azteca gobernaron un imperio ubicado en lo que hoy es el centro y sur de México en los siglos 15 y comienzos del 16. La gente azteca no se autodenominaba así. Se hacían llamar los colhua-cexica. La Enciclopedia Brittanica sugiere que los...

Publicado

en

Continúa leyendo

Mente

El espejo inteligente está cambiando cómo vemos el futuro

Espejito, espejito, ¿quién es el más inteligente de todos? Notas rápidas: El espejo inteligente te puede decir todo, desde cómo se ve tu piel hasta el clima que hay afuera. Incluso hay espejos que medirán tu ropa y te llevarán a una clase de acondicionamiento grupal. Si eres un genio y fanático de la tecnología, puede que incluso seas capaz...

Publicado

en

Continúa leyendo

Mente

Tomar riesgos pequeños revela mucho quién eres

¿Vives al límite? Un nuevo estudio en el Reino Unido demuestra que su población toma distintos “riesgos moderados” por semana – piensa por ejemplo en salir durante el clima frío sin abrigo o no checar tu saldo antes de ir de compras. De hecho, incluso el ser descuidado en menor escala puede llevar a asuntos grandes en la vida, como...

Publicado

en

Continúa leyendo