Conéctate con nosotros

Mente

¿Cómo saber si necesitas un acuerdo prenupcial?

Publicado

en

Algunas parejas marcan su compromiso con un bello anillo, una gran fiesta o la creación de un regalo de “registro” en algún lado . Pero puede que otro gesto no tan romántico esté involucrado: El acuerdo prenupcial. Este documento puede tomar muchas formas y está diseñado para proteger a una o ambas partes del detrimento de su patrimonio en caso de divorcio. Así es, el propio proceso del acuerdo significa introducir la idea de divorcio incluso antes de estar casados. ¿Es en algún caso necesario, o sólo una movida codiciosa de patanes adinerados? Aquí la respuesta, junto a algunas pocas palabras de sabiduría acerca del proceso.

Define “prenupcial”

De entrada, ¿qué es un acuerdo prenupcial exactamente? Probablemente hayas escuchado la frase en torno a los programas de “Las Amas de Casa Reales” y en círculos de alta sociedad. Por ejemplo, “Wow, apuesto a que ese tipo desearía tener un prenupcial ahora que su mujer lo atrapó engañándola y justo a firmado un contrato con la NBA…” La definición de un prenupcial, “acuerdo prenupcial” o “acuerdo premarital” son las mismas: Un contrato escrito de dos personas que han planeado con anticipación antes de casarse.

Si eres como la mayoría y no cuentas con uno, la ley del estado determina lo que sucede con tu propiedad si te divorcias o uno, o ambos, muere. Dependiendo de dónde vivas, puede cubrir sólo el patrimonio adquirido una vez casados. Pero en otros estados también implica la propiedad de que los miembros tenían antes de unirse en matrimonio. El prenupcial clásico detalla cada propiedad que la unión tiene y luego cita los derechos de propiedad después de las nupcias o en caso de divorcio. Algunas veces, si el estado tiene una particular compartición de propiedad restrictiva o liberal en caso de divorcio, eso motivará a dos personas a crear una división más atractiva.

¿Necesitas un premarital?

Por lo normal, un prenupcial es un poco desequilibrado, con el miembro más aventajado pidiendo uno para proteger los bienes que trae al matrimonio. Otra razón de estos acuerdos es simplemente aclarar los derechos y obligaciones financieros durante la relación. De acuerdo con la mediadora certificado y abogada colaborativa, Andrea Vacca, un prenupcial puede ser una cosa buena, incluso si tus bienes no son prodigiosos. “Un acuerdo premarital permite a las parejas decidir juntas mientras están en buenos términos las decisiones financieras a realizar en caso de que finalicen su unión, algo que yo llamo agrupamiento consciente,” escribe en el Blog de Abogados sobre el Divorcio de Nueva York (New York Divorce Lawyer Blog). “Muchos millennials han crecido con padres divorciados en su propia familia o con alguna cerca por amigos cercanos o parientes, y han presenciado los estragos que el divorcio puede causar. Si estás planeando tu boda o unión legal, quieres empezar con las cuentas claras.”

Lo que se hace y no en un prenupcial

Si decides que este contrato es algo bueno (y tu relación sobrevive a que alguna parte sugiera la idea), querrás proceder lógica y legalmente. Aquí algunos de los pasos más importantes en este acuerdo:

Comienzo, cuando menos, unos meses antes de la boda. Eso te da tiempo de asentar cualquier tema y también de conseguir toda la documentación financiera y legal requerida. Vacca recomienda notificar a tu prometido/a el deseo por el acuerdo incluso antes, 6 meses como mínimo antes de la ceremonia.

“Discutir este tema desde antes de que los planes para la boda estén en marcha ayuda a garantizar que la conversación será menos emocional y más práctica,” dijo ella.

Ten cuidado de la urgencia repentina. Si tu pareja quiere firmar un acuerdo de la nada la semana antes de la boda, es justo lo opuesto a “agrupamiento consciente” e incluso podría considerarse como una alerta roja.

Examina tus propios motivos y antecedentes en primer lugar. Hay montonal de preguntas que tendrás que contestar como parte del proceso de acuerdo prenupcial. Es una buena idea tener tus respuestas listas antes de encontrarte con tu pareja y los representantes legales. Si has examinado tus motivos y los números reales por adelantado de las negociaciones, ahorrarás tiempo, cuotas y malestar emocional.

Tengan ambos un vistazo a los reportes de crédito más recientes. Esta es buena idea incluso si no van a completar el acuerdo premarital. Después de todo, si van a “estar en partes iguales”, debería saber todo sobre las deudas y planes de pago de tu pareja.

Decidan un límite de tiempo. En la mayor parte de los estados, puedes optar por colocar una fecha de expiración o para renegociación para un punto en el futuro.

Mantente involucrado. Normalmente puedes optar por tener a los abogados llevando a cabo el acuerdo. Aunque eso puede resultar si tienes un amplio patrimonio y un equipo legal establecido, incluso las personas adineradas deberían presentarse en persona a las reuniones. Esto ayuda a recordar que te estás casando, supuestamente, por amor y quieres lo mejor para él o ella. También reducirá o cortará muchas cláusulas competitivas y dañinas introducidas por los abogados.

Hazlo todo tuyo. Mientras te acercas al proceso prenupcial, asegúrate de involucrar sólo a tu pareja, los abogados y mediadores, y a ti mismo. No hay necesidad de dejar saber a todos en las noticias que has decidido comenzar tu matrimonio con un acuerdo premarital. Cuando no pides terceras opiniones y consejos, estás más propenso a llegar a un acuerdo premarital en el que ambos están cómodos. Piensa en esto como una buena preparación para vida matrimonial.

Mente

La verdadera historia de la cerveza

La cerveza es una bebida disfrutada con muchas variedades desde lagers a oscuras. Es una de las bebidas más viejas conocidas por el hombre, con sus raíces yendo atrás a los inicios de la historia. Conforme se popularizó más y más, su producción se expandió por toda Europa con nuevas técnicas mejorando su destilación. La colonización trajo la cerveza a...

Publicado

en

Continúa leyendo

Mente

Mujeres indígenas publican antigua escritura maya

Imagina viajar atrás en el tiempo a la civilización maya, cerca del 750 a.C. Serías testigo de la construcción de una arquitectura monumental, incluyendo largos templos. Pero también enfrentarías algunos retos, tales como leer jeroglíficos nativos de los residentes de estas antiguas ciudades. Debido a esto, un grupo de mujeres indígenas lleva a cabo talleres dedicados a documentar y diseminar...

Publicado

en

Continúa leyendo

Mente

El primer submarino del mundo fue una basura en llamas, y por supuesto que aun así lo usaron

Enfrentémoslo: Algunas invenciones en la historia estaban destinadas a fracasar desde el momento en que se fabricaron. Sin embargo, esperaríamos que los productos diseñados para la guerra estarían listos para entrar en batalla antes de ser mandados a territorio enemigo… ¿cierto? Bueno, pues el primer submarino no lo estaba. El primer submarino estadounidense fue un completo desastre Cuando te imaginas...

Publicado

en

Continúa leyendo