Conéctate con nosotros

Picante

Menos días de trabajo podrían llevar a una solución para el calentamiento global

Actualizado

en

Iceberg

Cuando piensas en el calentamiento global, ¿alguna vez te has preguntado si tus horas de trabajo podrían tener que ver con eso? Para la mayoría de las personas, la respuesta es “no.” La relación entre las horas de trabajo y el calentamiento global no es aparente de inmediato, y aunque trabajar menos horas suena interesante, ¿cómo podría tener algún efecto en la salud del planeta?

La mayoría de nosotros quiere poner de su parte con el medio ambiente. Tal vez reciclamos, somos veganos, apoyamos el movimiento de no producir residuos, o vamos en bicicleta cuando podamos en lugar de conducir a todos lados. Aun así, puede que no hayamos considerado una manera fácil (y si nos atrevemos a decir placentera) de tener un impacto positivo en el medio ambiente: reducir las horas de trabajo.

Exploremos esto más a fondo.

La investigación

En los EE.UU., se anima a las personas a trabajar tan duro como puedan y en una sociedad continuamente creciente y enfocada en lo material, el deseo o necesidad percibida de trabajar más también ha aumentado. Se ha dicho que los trabajadores en EE.UU. trabajan más horas que en cualquier otro país desarrollado en el mundo.

Pero la investigación hecha por el Centro de Política Económica e Investigación (Centre of Economic Policy and Research) ha mostrado los “costos potencialmente grandes para el medio ambiente” al trabajar más horas, debido a la cantidad de energía consumida. Esto es en términos de producción y manufactura, así como también las emisiones de transporte. El artículo declara que si el resto del mundo trabajara tanto como trabajan los americanos, consumiría 15-30% más energía de lo que hace en el momento, y para el 2050 las “emisiones de carbono adicionales podrían resultar en 1 o 2 grados centígrados en calentamiento global adicional.”

Además, se predice que una reducción tan poca como uno por ciento en las horas de trabajo totales podría llevar a una reducción de 1.46 por ciento en el impacto ambiental y una reducción de 0.42 por ciento de emisiones de CO2. Eso puede no parecer mucho, pero los cambios pequeños se van sumando…

Hay más en la vida que el trabajo

Pero ¿qué hay sobre cómo pasamos este tiempo libre? Está muy bien reducir las horas de trabajo, pero si esto resulta en que las personas viajen fuera del país en avión o conduzcan más, entonces no ayuda mucho a largo plazo. Sin embargo, a menudo trabajar más horas resulta en que tomemos peores decisiones para el medio ambiente porque necesitamos tiempo o energía.

Estas malas decisiones podrían incluir usar la secadora en un día soleado en lugar de usar un tendedero, porque no hay suficiente tiempo para colgar la ropa antes de salir a trabajar. O decidimos conducir en lugar de usar el transporte público, caminar o ir en bicicleta al trabajo. O podría ser la elección de comida que hacemos que son más convenientes para nuestro horario de tiempo, pero tiene malas consecuencias para el medio ambiente.

Pero ¿qué hay de la productividad?

Si las personas trabajan menos horas, seguramente eso significa que la productividad bajará dramáticamente y las cosas no se harán. Tal vez esa es la suposición automática, pero ¿es realista? Miremos por qué menos horas en realidad podrían beneficiar a la productividad.

Más tiempo no significa eficiencia

Según la ley de Parkinson: “el trabajo se expande para llenar el tiempo disponible para completarlo.” Básicamente, si tenemos más tiempo para hacer algo, tenemos más tiempo para posponer o incluso llenar el tiempo estresándonos y sintiéndonos ansiosos sobre tener que hacer eso, en lugar de sólo hacerlo. Al reducir el tiempo de trabajo, podemos enfocarnos mucho más y abordarlo.

Más horas = más errores

Si trabajamos hasta el cansancio —lo cual suele ser el caso si tienes muchas horas— entonces cometerás más errores. A nuestros cerebros no les gusta estar exhaustos y tampoco les gusta el estrés. La combinación de ambas lleva a más errores, juicios erróneos u oportunidades desaprovechadas. Al reducir las horas de trabajo, los empleados probablemente estén menos exhaustos, menos estresados y más capaces de concentrarse en sus tareas. A cambio, esto reduce el gasto de energía porque si lo haces bien la primera vez, no tienes que usar energía para volver a hacerlo.

Menos días enfermo

Un estudio de dos años en Suecia demostró que un día de trabajo de seis horas resultaba en una reducción de bajas por enfermedad del 10%. El estudio se hizo en trabajadores en un hogar de ancianos, y era notable que tanto los empleados como los residentes sintieron los beneficios de días de trabajo más cortos. Los residentes del hogar de ancianos comentaron cómo recibieron un mejor cuidado y las enfermeras pasaban más tiempo con ellos. Los empleados sintieron los beneficios de un día de trabajo más corto, comentando que sentían menos estrés y estaban más alertas. Un día de trabajo más corto también significa que hay menos “temor” respecto al largo día por venir. Esto aumenta el optimismo y, por lo tanto, la productividad.

Empleados más contentos

Menos horas traen como resultado empleados más felices porque al trabajar menos, las personas tienen más tiempo para enfocarse en los placeres y la tranquilidad de la vida. Encontrar más tiempo en su vida para ellos y su familia resultará en un mejor balance entre el trabajo y la vida, y por lo tanto en una sensación de alegría. Cuando los empleados están saturados de trabajo, tienen poco tiempo para relajarse y para las cosas y las personas que disfrutan y aman. Esto no sólo crea problemas de salud, sino que también resulta en resentimiento de su trabajo. Si las personas resienten, su trabajo y productividad bajarán. Si los empleados se sienten valorados, más relajados y contentos con su trabajo, trabajarán mejor y por lo tanto serán más productivos.

Así que reducir las horas de trabajo no significa perder productividad, de hecho, parece que es lo más sensato: es mejor para la compañía o negocio, es mejor para los empleados y, como hemos descubierto, es mejor para el ambiente. Suena bastante bien.

Picante

QUIZ: Estas son algunas de las combinaciones de comidas más raras y populares: ¿Qué opinas sobre ellas?

¿Conocen la frase¨entre gustos y colores no han escrito los autores¨? Pues sobre gustos no hay reglas, nada está escrito. Cada uno es libre de elegir lo que quiere, lo que siente. Teniendo esta frase en cuenta, a continuación verás una serie de combinaciones ¨raras¨ y populares ¿ te gustan o no ? ¡No te preocupes aquí no juzgamos a...

Publicado

en

Continúa leyendo

Picante

QUIZ: ¿Sabes cuánto dinero perdieron estas famosas películas de Hollywood?

¿Puedes imaginar lo que es invertir más de 200 millones de dólares en un proyecto cinematográfico y que esté destinado a ser un fracaso en taquilla? Más de una gran producción ha apostado millones de dólares por títulos prometedores que han tenido resultados desalentadores. Encuentra aquí un recorrido por las grandes producciones que terminaron siendo un fracaso. Adivina y conoce...

Publicado

en

Continúa leyendo

Picante

¿Steve Jobs sigue vivo?

Mucha gente ama una nueva teoría de conspiración. Desde aquellos que creen que la tierra es plana, a otros temas de discusión, no hay nada que muchos miembros inquisitivos del público disfruten más que debatir sobre verdades universales. Tal es el caso con la reciente revelación de que Steve Jobs está aparentemente vivo y en Egipto. 8 años después que...

Publicado

en

Continúa leyendo