Conéctate con nosotros

La Gente

Saludable y económico en todo momento: 5 trucos para una eficiente preparación de comidas

Publicado

en

Estás ocupado, así que usa estas ideas para mantener la preparación de alimentos rápida

Notas rápidas:

  • Las semanas de trabajo ajetreadas dificultan el comer algo sano y rentable
  • Con la planificación adecuada, la cocina puede ayudarte a evitar las malas decisiones del momento y mantener tu dieta en pie
  • Cuidado con la superposición de ingredientes en tus recetas para ahorrar tiempo de preparación

Comer bien es parte de vivir saludablemente, ¿no? Pero es más fácil decirlo que hacerlo, sobre todo cuando estás tratando de encontrar algo nutritivo que también se alinee con tus creencias y necesidades alimenticias.

Cuando estás fuera toda la semana navegando en las estresantes limitaciones del horario laboral de 9 a 5, por ejemplo, las opciones de comida te tentarán en cada esquina. Si estás cansado del mismo falafel cada día porque a lo mejor y el supermercado local ofrece sólo 2 opciones vegetarianas semi decentes, y estás consumiendo vegetales altamente fritos como un conejo maníaco en el sofá cada noche, entonces puede que sea momento de repensar la situación de preparación de alimentos.

Si estás buscando algunos consejos sobre cómo pasar a esta nueva aventura de ahorro de dinero y figura, ¡entonces sigue leyendo! Sólo sigue estas 5 guías para asegurarte de que preparas en todo momento de una forma económica y saludable.

1. Planea por adelantado

Para cocinar para el trabajo, necesitas estar organizado. Asegúrate de apartar una hora o dos cada semana en tiempo consistente para hacerlo. Muchos hacen esto en domingo, justo cuando la semana está por comenzar. Debes saber cómo será tu semana y lo que necesitarás comer: ¿Necesitarás desayunos, comidas, o cenas? ¿Estás planeando comer con un amigo o ir a un almuerzo de la oficina? Ajusta tu plan alimentario según esto. Escriba una lista de compras a partir de las recetas que has escogido y adhiérete a la lista cuando compres. Planea comida buena para congelar, de modo que prepares lotes dobles y los comas luego – tu billetera te lo agradecerá.

2. Usa ingredientes superpuestos

Trata de encontrar algunos platillos que utilicen ingredientes superpuestos. Es aquí donde la rentabilidad entra en juego. Comida desperdiciada es dinero desperdiciado, así que aprovecha al máximo todos los ingredientes que compres y evitar conseguir cosas que sólo servirán para un platillo. Puedes tener espinacas en ensalada una noche y en pasta en otra. O hacer falafel un día, y echar esos restos para un curry dentro de unas noches.

3. Mezcla las cosas

Preparar un platillo para toda la semana es lo más fácil, pero tal vez no te agrade comer lo mismo tres veces seguidas. Disfrutar es esencial para hacer posible este truco de vida saludable, así que crea algo de variación en tu cocina. Prepara 3 diferentes platillos que puedas alternas durante la semana, o escoge platos que puedan ir con diferentes salsas. Un salteado de verduras puede disfrutarse con arroz y salsa de soya una noche, y trabajar con una picante salsa de toma en otra. Tener unos cuantos aderezos variados listos ayuda en gran medida a tener opciones.

Además, ten en cuenta la regla 1+1+1: Cada comida debería incluir una proteína, producto, y una porción de un ingrediente rico en almidón. Si preparas variaciones para cada sección por separado, puedes agruparlas como desees entrada la semana.

4. Mantenlo organizado

Preparar muchos platillos a la vez no es fácil, pero hay algunos consejos sobre cómo hacerlo:

  • Pica tus vegetales y frutas de antemano. Eso facilita y agiliza por mucho el usarlos luego.
  • Usa accesorios como cocinas de fuego lento o vaporizadores para encargarte de algo de la cocina mientras haces algo más.
  • Rostizar un lote grande de vegetales y carbohidratos es fácil y eficiente de tiempo, y puedes incluir tus alimentos rostizados en diversos platillos toda la semana. Los vegetales rostizados funcionan en ensaladas, pastas, emparedados y tazones buda. Los camotes rostizados son un excelente acompañante centrado en carbohidratos durante la semana.
  • Piensa en el congelador. Guarda las porciones de ingrediente que no uses hasta después o al inicio de la semana. Mantén tus platillos en contenedores de plástico para que puedas congelarlos y organizarlos fácilmente.
  • Congela porciones, no el lote entero. De esta forma, podrás sacar sólo un plato sin tener que descongelar el paquete entero. Esto también es un buen modo de asegurarte que no comerás más de lo que debería cada vez.

5. ¡Disfruta!

Preparar comida tiene como objetivo facilitarte el comer sano y delicioso durante la semana. Aprender a organizar tu dieta toma tiempo, así que no te estreses si cada semana sale diferente a lo planeado. ¡Disfruta el proceso y toma esta oportunidad de ponerte creativo con tus recetas!

Y por supuesto – ¡Buen provecho!

La Gente

Evita estos 5 platillos de restaurantes en tu próxima visita

Cuando se trata de restaurantes, puede ser un poco difícil determinar qué comer. Para aquellos que trabajan atrás de la barra siempre saben qué evitar. Como era de esperarse, han visto la locura de primera mano. Sin duda deberías alejarte de estas 5 comidas en tu siguiente visita al restaurante. Traigan la carne Los veganos aman ir a TGI Friday’s...

Publicado

en

Continúa leyendo

La Gente

10 MEMES de relaciones con los que te identificarás

Los memes describen perfectamente distintas situaciones de la vida cotidiana. Son precisos, sarcásticos y nos hacen reír. Puedo afirmar que la mayoría de personas los siente personal, como si fuesen la historia de uno mismo, porque simplemente nos ha pasado o hemos pensado exactamente lo mismo. ¿Qué mejor que una lista de memes sobre relaciones para que salgamos un poco...

Publicado

en

Continúa leyendo

La Gente

8 MEMES de la vida profesional que 100% te han pasado

1. Cuando el tiempo no pasa   2.  Cuando dices que puedes aprender porque no tienes experiencia para el puesto     3. Vas a llegar tarde al trabajo pero no te importa porque estás cansado     4. ¡No puede ser, yo soy 100000000 veces mejor y me lo merecía!     5. Prohibido dirigirme la palabra antes del primer...

Publicado

en

Continúa leyendo